ALCAINE EN EL MARATÓN DE LAREDO

JORGE GÓMEZ NOS CUENTA SU EXPERIENCIA DE 5 MESES DE DEDICACIÓN Trece de Abril de 2018, todo preparado para lo que iba a ser mi vuelta para la maratón después de 3 años debido a que había tenido que renunciar ya a 2 de ellas por lesiones en las fases finales de su preparación…cuando salta la noticia de que se aplaza la maratón…sabiendo cómo es Zaragoza y los planes de entreno que llevaba decido mirar otra opción para que me dé tiempo a meter kilómetros de nuevo para poder hacerla a tope…así que mirando el calendario decido irme de cabeza a Laredo. Las semanas de entreno se empiezan a hacer eternas porque llevo preparando la maratón desde final de Enero , pero el correr en Alcaine aunque no pueda ser a tope es una inyección de moral que ayuda en los momentos más duros…y poco a poco las semanas y los kilómetros van pasando…así que 5 meses de preparación y 2.000km después …¡¡Laredo me espera!! Llegamos allí el Viernes para ir acostumbrándote un poco a la zona, ver el recorrido y llegar descansado. El recorrido es poco más que una maravilla…todo plano, por no haber rampas no hay ni badenes!! El Sábado nuestro llamado trote de la suerte (patentado por  la Escuela Rusa) y todo planteado para ir a buscar el 2h40. Llega el Domingo, caliento con unos cuantos amigos y nos ponemos en la línea de salida con una concentración máxima. Se da el pistoletazo de salida y la gente sale a un ¡¡ritmo de locura!! Primer kilómetro en 3’47” clavando el ritmo, el segundo un pelo más lento y veo que algo pasa, no sé exactamente lo que es, pero viendo el panorama, decido ser conservador y decidir no pasar de 3’50 aunque se me vaya el tiempo…Los kilómetros van pasando y la gente va muriendo por el camino. A mi estela siempre Alvaro Chía, un enorme compañero que me sirvió de ayuda para distraerme un poco y que los kilómetros fueran pasando algo más llevaderos…poco a poco se tiene que ir descolgando pero aparece Fabián Roncero (uno de los más grandes atletas que ha tenido España y que estaba preparando el campeonato de 100k). Me dice que va a 3’50 así que decido ir con él. Los kilómetros se van pasando a ritmos entre 3’50 y 3’45 pero el pulso se me resiente y debo bajar un poco el listón y aunque me pese decido descolgarme poco a poco. Paso la media en 1h21’44” y no precisamente cómodo… Las piernas empiezan a pasar factura y el cuerpo duele y mucho…desde el kilómetro 25 con la sensación de que va a venir el calambre, pero bueno, no me iba a rendir a estas alturas, y con la ayuda de tantos amigos que no dejaban de animar en cada tramo, mi hermano y su pareja que estaban en cada vuelta animando y transmitiéndome los ánimos que me hacían llegar desde el pueblo era todo más llevadero, así que aprieto dientes y aguanto al ritmo hasta el 36-37…desde aquí mi cuerpo dijo basta y por más que quería solo era capaz de ir entre 4’00 y 4’10, pero sirvió para aguantar…y llegar a meta que no fue poco…posición 13 y tiempo final 2h46’44” más de lo pensado pero imposible llegar a mas…estaba llorando por dentro de dolor y era incapaz de tenerme en pie por lo que se me tienen que llevar agarrado para poderme sentar…Cuando ya fui persona estuve hablando con Roncero y me dijo que el problema era la humedad, que estaba el día súper cargado y que hasta para él le costaba mantener el ritmo, y con todo aquel que hablaba a nadie le había salido el tiempo previsto…pero oye, conseguí acabar y mejorar marca, así que poco más se puede pedir… También se merece una reseña especial mis compañerosde maratón Jorge Hernandez (de Huesa y que corrió en el 2017 en el pueblo) que aunque era el que mejor preparado estaba la humedad le mato y bastante hizo con acabar, y sobre todo de Vanesa Martinez “La Hansen” (2a clasificada este año en el pueblo) que fue capaz de bajar de 3h30 quedándose 6a clasificada!! Ahora a por un merecido descanso y en Julio de vuelta a los entrenos. Quiero agradecer a todo Alcaine que me ha estado animando durante todo este tiempo, a toda la Escuela Rusa que son unos compañeros de entrenos impresionantes (y en especial a su entrenador Pachi San Miguel), a mi hermano por sus ánimos y darme todos los geles y por supuesto a su chica que tuvo el bonito detalle de regalarme este mini-yo. Y gracias a tod@s aquellos que no nombro pero que son legión!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>