NUESTRO AMIGO DE ALLOZA VUELA POR LA GRAN MANZANA

AGUSTÍN MORENO ACTUAL GANADOR DE NUESTRA CARRERA EN PUESTOS DE HONOR EN EL MARATON DE NUEVA YORK

Pegaditos a la tele tratando de ver a nuestro amigo Agustín Moreno, nos hemos zampado las dos horas largas del maratón de Nueva York con el corazón en un puño. En una mano, el mando de la tele, en la otra, la aplicación que nos permitía seguir más o menos en tiempo real sus progresos; de reojo, su facebook, donde veníamos siguiendo su periplo desde hacía unos días. Os podríamos contar cómo ha corrido, pero es mejor que nos cuente él mismo, de primera mano, cómo ha vivido su extraordinaria experiencia en “la carrera de las carreras”.

Nada hay como el New York City Marathon. Nada como atravesar el puente de Verrazzano hacia Brooklyn, nada como salir a la Quinta Avenida por el Hotel Plaza, nada como llegar a Central Park y atravesar la meta en la mítica Tavern on the Green. Pero si te llamas Agustín Moreno, eres de Alloza, y has ganado las dos últimas (cinco participaciones) ediciones de la Carrera de Alcaine corriendo como alma que lleva el diablo, llegas en el puesto 35 absoluto con un tiempo de 2 horas, 30 minutos y 28 segundos como segundo Español, teniendo a la vista a Asier Cuevas, profesional del ramo, y dejando atrás a muchos profesionales, Nueva York empieza a ser algo más que un sueño. Correr se escribe con mayúsculas: CORRER.

Un maratón como este significa un esfuerzo titánico, no solo por la carrera, sino por la cantidad de requisitos que tienes que cumplir: para conseguir un dorsal, para llegar a Nueva York, para levantarte a las 4 de la mañana y poder pasar la seguridad, para aguantar las ganas de todo en los cajones de salida… Casi seis horas de espera hasta las 9.50 en que darán la salida. Hemos visto a Agustín y sus compas con café y donuts para desayunar, tirados en la hierba del Village Marathon y procurando no pasar demasiado frío.

Luego, el pistoletazo: correr, buscar un ritmo, sufrir, aprender a sufrir y a colocar el sufrimiento en un rincón soportable, disfrutar de la gente, del increíble ambiente, saludar, reír, llorar, en un circuito durísimo, lleno de toboganes, interminables cuestas, bajo un clima húmedo, frío, desapacible, arropado por millones de personas entregadas a la tarea de defender su carrera, su ciudad, su estilo de vida…

 Y Agustín, pasando el 10k en 33.43, pasando la media maraton en 1.12.15, pasando el kilómetro 30 en 1.44.32, pasando el 35 en 2.03.11, manteniendo desde el kilómetro 30 un ritmo ajustado a poco más de seis minutos la milla cuando el terreno era más duro. Entra en meta en 2horas, 30 minutos y 28 segundos.

Ha disfrutado tanto como nos ha hecho disfrutar. Imaginamos su sonrisa entrando en meta. Estamos deseando ver esa foto de finisher(la tenemos). Y nos alegramos con todo nuestro corazón del éxito de nuestro amigo, porque no es fácil encontrar a personas como él, con su humildad, su tesón, su capacidad de sacrificio, su mente y su simpatía.

Nosotros hemos disfrutado el doble porque, cuando el deporte le devuelve el éxito a quien lo merece, todo sabe mejor.

AGUSTÍN MORENO SE LO MERECE

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>